Con el Covid la demanda subió 30 % y así continúa

Quién no recuerda las imágenes difundidas al inicio de la pandemia con carros repletos de rollos de papel higiénico así como los GIF, chistes por Whatsapp, Tik Toks y demás redes sociales con el papel de baño como protagonista absoluto. Hasta los instagramers más fashion hicieron más de un guiño a este preciado producto. Fue real que ante la llegada del Covid, entró el ataque de pánico pensando en que quedarse sin la preciada pieza y lo primero en lo que se pensaba era en arrasar en los supermercados todos los rollos que fueran posibles.

La demanda aún continúa

Según Oswaldo Cruz Jr. CEO de la empresa KÖRBER Tissue, una de las áreas de negocios del Grupo en el que trabajan alrededor de 10.000 empleados en más de 100 lugares alrededor del mundo, la demanda de tan preciado artículo se disparó un 30% al inicio de la pandemia y continúa sin bajar aunque el momento más crítico ya haya pasado.

Tener suficiente papel higiénico en casa, por un factor psicológico, crea seguridad tal y como lo declaró en su momento el Presidente de la agencia BBDO David Coral. En la entrevista que concedió al diario Cinco Días en plena explosión de la pandemia, comentaba que esta obsesión que nació con el Covid no es nueva. Hizo mención a otro momento, a modo de ejemplo (aunque no se puede comparar una situación con otra obviamente), que también sucedió cuando salieron los teléfonos móviles al mercado, llegó el momento “FOMO”, (Acrónimo de fear of missing out) – temor a quedarse fuera- a perderse algo. “Si la gente ve que todo el mundo lo hace, tu también lo haces”. El stress genera compras más emocionales que racionales. Ver las estanterías vacías, es un elemento clave para crear el deseo de comprar ese producto.

La Toscana y el papel

La fabricación de papel en Lucca viene de siglos y está ligada a la riqueza del agua en este lugar de Italia. Los primeros datos vienen del 1307 cuando se creó la Corporación de Papelerías las cuales se dedicaban a la producción de papel pergamino para la escritura ( producida con la lana de las ovejas y las cabras denominado papel de cabra (cartapecora). A mitad del ‘500 en el pueblo Villa Basílica nació la primera fábrica de papel en Lucca y fue la única durante un siglo. Al final del ‘600 importantes familias nobles de Lucca, en particular la familia Biagi, inician su dedicación al completo a la fabricación de papel. Al final del siglo la ciudad ya albergaba ocho fábricas y así continúa el progreso del papel en Lucca hasta ponerla en los primeros puestos en Europa como ciudad con fábricas de papel.

El papel higiénico, objeto de deseo

Ahora que la pandemia ha puesto de moda este preciado objeto, es el momento de descubrir cómo funciona una de las fábricas de papel higiénico en Italia y cómo han sido capaces de incrementar la fabricación de tan preciado artículo y controlarlo a lo largo y ancho del planeta. El grupo Körber está formado por cinco áreas de negocios: Digital, Farmacéutica, Supply Chain, Tissue y Tabaco. Ha facturado 1.8 millones de euros en el año 2020 y tiene más de cien sedes repartidas en varios países y continentes. La tecnología que utiliza para fabricar sus productos es de la más avanzada que hay en el mercado según nos cuentan en la visita realizada la semana pasada. Tienen sede en varias partes del mundo. El control permanente de sus producciones son monitoreadas “live” desde la Tissue Performance Center, un centro de control conectado a unas 1500 máquinas repartidas en todo el mundo con más de 160 líneas. Cuando alguna de las máquinas, allá en donde se encuentre tiene algún problema, salta una luz en el panel de control de este impresionante centro y gracias un sistema de conexión ayudado por unas gafas, se puede conectar y el técnico con realidad virtual, puede “entrar” (virtualmente) al sitio en donde está la máquina y ayudar al operador a resolver el problema a la hora que sea. Aquí no importa el cambio de horario, los responsables de dar soporte desde Italia a cualquier parte del mundo en donde Körber trabaja y dar asistencia en el momento, trabajan las 24 horas desde la sede central o desde sus casas, y con este método tan innovador pueden ver al operador allá a donde se encuentra y sacarlo del problema. Este sistema detecta en el acto todo lo que está fabricando la máquina y realizando el operador, tanto si falla como la cantidad de rollos higiénicos que está produciendo, cuando se detiene por cualquier causa, etc. etc. Este mismo centro recibe semanalmente un informe del estado de cada una de las máquinas repartidas en todo el mundo.

Tissue Performance Center en la sede central en Lucca KÖRBER

Körber fabrica más de treinta máquinas anuales, una de las últimas ha sido la Constellation , una máquina de alta tecnología que crea papel higiénico súper suave y también con rollos de diámetros mayores, rollos de papel de cocina y rollos de papel para industrias. Según los técnicos que ya la utilizan, es mucho más fácil producir rollos de papel higiénico con esta máquina que con las anteriores. Los pasos son los siguientes: el primero, desbobinado del carrete principal, que puede ser con cambio manual o automático, el segundo la decoración de velo mediante gofrado o estampado (que no se realiza con frecuencia), el tercero es el rebobinado de la banda / bandas al diámetro de rollo deseado, el cuarto es el pegado del borde exterior del rollo, después se lleva a cabo la clasificación de registros, se cortan los rollos a la longitud deseada para pasar a la fase del envasado de los rollos en el formato deseado para finalizar con la fase de la creación de los paquetes.

Esta fábrica nació en el año 1966, en la región en donde estaban todos los fabricantes de papel. Primero fue el papel de embalaje y continuó con el papel higiénico de la mano de Fabio Perini. Fue cuando crearon las máquinas para convertir del papel normal al papel de uso higiénico. Oswaldo Cruz Jr., CEO de Körber Tissue, señala que uno de los beneficios principales de producir estos productos en la Toscana es la calidad de vida que tienen los trabajadores de la fábrica como elemento principal, la mano de obra buena, la calidad de las personas y las materias primas entre otros.

Recordando el encuentro hace tiempo con el presidente de Invest in TuscanyFilippo Giabbani, el organismo oficial que ayuda a las empresas extranjeras a establecerse en la Toscana, decía que no es baladí que inclusive a pesar de la pandemia, desde enero de este año, 27 empresas se han establecido en este territorio italiano de las cuales 12 son extranjeras. Francia, USA, UK, Suecia, Rusia e India son los países que han decidido abrir sus negocios en la Toscana. La mayoría pertenecen al sector turismo.

Fonte: La Razón